Martes, 28 de Junio 2022
 Filtrar:  

Adiestramiento -

Perro de caza

Fuente Wikipedia

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Perro de caza


PUBLICIDAD

Por lo general, los perros de caza se mueven en tres categorías principales: perro perdiguero o de cobro, perro de aguas y perro pointer o de muestra.

La caza fue la última de las actividades que el hombre y el perro realizaron de forma conjunta desde su domesticación. A lo largo de este periodo de miles de años, el hombre ha ido seleccionando al perro para las distintas tareas que le eran necesarias, de tal forma que en la actualidad existen cientos de razas distintas y muy especializadas.

Adiestramiento para la caza

Para que un perro sea realmente útil para la caza debe, como cualquier otro, cumplir las fases de domesticación, socialización y adiestramiento específico. Y, en cuanto a la última, nos referiremos a este a los principales aspectos del adiestramiento específico.

Los perros deben saber convivir y cazar juntos y acudir a la llamada del cazador. Solo los perros de agarre que siguen de cerca a este necesitan aprender una obediencia básica.

Todos los perros que cazan cerca del cazador, en la mano, deben saber ir, sentarse, tumbarse y caminar junto al guía cuando se les ordene.

Los perros de muestra, además, se trabajarán específicamente en este sentido. Para la mayoría de perros de bozal, esta conducta es innata y solo tendrá que darle al perro oportunidad de ir adquiriendo experiencia. Cuando se desea que el perro participe en competiciones de caza, deberá recurrir a un adiestramiento especializado.


Braco de Borbón aprendiendo a pararse ante la presa.
Los perros de cobro constituyen un caso aparte.

El hecho en sí de cobrar es verdaderamente complejo, ya que requiere la suma de todas las habilidades del perro. Para analizar la acción global, es conveniente dividirla en las siguientes fases:

Localización de la presa.
Recogida.
Llevar la presa al dueño.
Posicionamiento ante él.
Soltar la presa a la orden.

El localizar la presa requiere de un conjunto de habilidades que se desarrollan progresivamente, en relación directa con la adquisición de experiencia. El guía solo debe permitir que su perro acumule vivencias y debe fomentar que desarrolle su creatividad, su capacidad de adaptación a las circunstancias y su ingenio para la improvisación.

Pero, como las otras fases del cobro deberán ser realizadas siempre de la misma manera, es preferible que el guía enseñe a su perro interviniendo desde el principio. Hay que construir un aprendizaje con visión de conjunto, no olvidando que el cobro es un todo dinámico y que la transición entre las diferentes etapas teóricas debe ser fluida y llena de naturalidad.

Todos los perros de caza pueden someterse al test de la "mariposa", para valorar sus condiciones innatas de muestra y de toma. La mariposa es un artefacto que se arma utilizando una caña de pescar con hilo, en este extremo se sujeta un cebo que, preferiblemente no debe ser una pieza real para evitar que, si el cebo sufre un desagradable contratiempo y se enrede al hilo mal manejado, por ejemplo.

El paso siguiente es dejar que jueguen fuera de su madriguera con el artefacto al completo, dejado en el suelo (un palo con unos 40 cm de seda de pescar y un trapitos ligado al extremo), para que se acostumbren a él. Ya en este momento los cachorros que muestren miedo revelarán que difícilmente servirán para cazar en grupo.

A continuación, uno o dos días después, separados del grupo los tímidos, el examinador manejará con el palo del cebo, moviendo primero para generar impulso de caza y deteniendo repentinamente. Ahora se ha de observar el comportamiento del resto de la camada. Aquel que se muestra en la primera y, después, busca con su olfato la presa artificial es sin duda el mejor. Se acabó la prueba para él. Y el resto de los hermanos mostrará el observador experto un buen número de características que representan de forma directa las actitudes genéticamente heredadas. Estará aquel que se haga el listo y corte el movimiento del trapo, el que no pare y se lance sobre él, el que lo muerda con codicia y lo retenga contra el suelo, el que lo sujete con suavidad, el que lo ladre nerviosamente, etc.




Adiestramiento - Adiestramiento canino cognitivo-emocional


Adiestramiento - Perro guardián


Adiestramiento - Perro de búsqueda y rescate


Adiestramiento - Vídeo de la ONCE. Ocio, juego y ejercicio llamada Perro Guía